archivo

Musarañas

Imagen

 

Cambio de forma

y soy todo.

Porque sin mí

no habría mundo.

Esta mañana amanecimos en España con una nueva mala. En este global ir y venir, pocas veces abre uno el oído con una alegría informativa. José Emilio Pacheco ya no escribirá más. Se fue.

En la agencia le recordamos con esta adivinanza de El espejo de los ecos, ilustrada por Jesús Cisneros. En un banquete de la FIL de Guadalajara, en honor a Pamuk, tuvimos el azaroso privilegio de sentamos en la misma mesa que Tomás Segovia. Un sacrilegio por nuestra parte, casualidades del protocolo.

Fuimos incapaces de probar apenas el menú. Sólo teníamos oídos para las enseñanzas del profesor y sus divertidas anécdotas filológicas. En los postres, a modo de goloso colofón, José Emilio Pacheco se acercó a saludar cariñoso a su admirado maestro. Pocas horas después anunciaban el Cervantes para el colosal discípulo.

El encuentro de dos titanes de nuestras letras del cual fuimos insignificantes testigos. Ya no está ninguno… O tal vez, como en el poema, simplemente hayan cambiado de forma.

En España, tal vez pronto haya parques temáticos donde nos recuerden lo que era tener empleo. O amables conciudadanos nos permitan deleitarnos con la contemplación de sus quehaceres asalariados. Al modo de los jubilados que se procuraban miradores privilegiados desde donde observar -y criticar- el desarrollo de las obras públicas -cuando existían-. En este caso, como reclamo turístico, se trata de un artesano toledano que invita a verle ejercer su antiquísimo oficio ceramista.

No sólo me encantan los nombres de los remitentes de spam sino también las historias con sus correspondientes traducciones… Reproduzco:

Hola,

Soy el capitán Palmer Brown un oficial al mando del 3er Batallón del ejército con los Estados Unidos y Gran Bretaña Fuerza de Coalición en Afganistán. Debido a la decisión de nuestro Gobierno de retirar nuestras tropas de Afganistán .

Estoy considerando la posibilidad de hacer negocios con usted, que es por eso que estoy llegando a ti. Por otro lado quiero informarles que tengo en mi poder la suma de $ 7.2million (dólares estadounidenses ), que me recuperé durante uno de los ataques a los terroristas aquí en Afganistán. No pretendo entregar este dinero al Gobierno , por lo que he sido capaz de mover el dinero de la zona de guerra con la ayuda de la organización de la Cruz Roja a una empresa de seguridad en un lugar seguro y protegido.

 Por favor, si usted está interesado en esta operación te la daré a ti todos los detalles que necesita para que podamos llevar a cabo esta transacción successfully.I que puedo confiar en ti. ¿Dónde estamos ahora sólo podemos comunicarnos a través de nuestras instalaciones de comunicaciones militares que se aseguran que nadie puede controlar nuestras conversaciones , puedo explicar en detalle a usted. Sólo voy a llegar a usted a través de correos electrónicos, ya que nuestras llamadas pueden ser controlados , sólo tengo que estar seguro de que yo estoy tratando.

 También quiero que sepas que estoy revelando esta oferta a usted con la creencia de que nunca me deja abajo en este negocio , usted es la primera y la única persona que me pongo en contacto para este acuerdo , así que por favor responda con urgencia para que yo le informará sobre el siguiente paso a tomar.

Si usted está interesado por favor, responda de inmediato para que pueda contactar con usted para obtener más detalles. Estoy haciendo esto con confianza, y usted debe saber que como un experto militar entrenado siempre voy a jugar seguro en caso de que el tipo malo , pero te ruego que no lo es, $ 7.2million es un montón de dinero, que no podía dudar pero te revele los detalles debido al tiempo limitado .

Estoy esperando pacientemente a que sus datos de contacto por lo que se procedería a la brevedad posible . En menos de 7 días, el dinero debe ser su cuidado. Usted será recompensado con un 30% de la suma total y el 70 % serían míos. Espero que estoy siendo justo?

Les deseo a todos la mejor de las suertes . a la espera de saber de usted con urgencia.
enviar todas las respuestas a…

Gracias
Capitán Palmer Brown

Imagen

Como postales desde el filo. Cuando uno teclea sus palabras, jamás imagina hasta dónde alcanzarán. Incluso duda de que lleguen a la imprenta. Mi amigo Félix Fidalgo me envía esta fotografía del libro paseando por Zaragoza. Hermoso paisaje.